Leche semidescremada deslactosada larga vida (UHT)

Leche semidescremada deslactosada larga vida (UHT)
Presentaciones: Bolsa de 900ml – Sixpack de 900ml

Vida útil: Máximo 90 días sin refrigeración

Un vaso de leche semidescremada y deslactosada UNILAC aporta un 30% del calcio que requiere el cuerpo a diario y una cadena de vitaminas ideales para la salud.

Descripción del producto

La leche semidescremada, deslactosada, larga vida UNILAC es recomendada para personas que llevan un estilo de alimentación saludable. Contiene los nutrientes ideales para mantener una dieta balanceada  que además sea baja en grasa. No eleva el nivel de colesterol sanguíneo y aporta una importante cantidad de calcio, mineral fundamental para mantener los huesos sanos.
Gracias al proceso de centrifugado se extrae la mitad de las grasas, que contiene comúnmente la leche y posteriormente es agregada con lactasa que permite que el organismo hidrolice la lactosa y no se vea afectado, así que también resulta ideal para personas intolerantes a la lactosa.

Además, UNILAC se asegura de que en este proceso la leche no pierda ninguna de las propiedades nutritivas y vitamínicas, gracias a un proceso debidamente evaluado y bajo análisis químicos que demuestran que la leche resultante es de excelente calidad. Asimismo, este producto es empacado en bolsas de polietileno de siete capas que evitan que llegue la luz, lo que hace que la leche perdure hasta 180 días sin ser abierta.
La leche semidescremada, deslactosada larga vida UNILAC es procesada con tecnología avanzada para garantizar al consumidor una leche saludable, segura, nutritiva y con la posibilidad de mayor duración y almacenamiento.

¿De dónde proviene la leche UNILAC?

El elemento fundamental y diferenciador que soporta a la Cooperativa UNILAC es que la materia prima, para la elaboración de nuestros productos, proviene de pequeños productores del Oriente antioqueño, ubicados en fincas lejanas a la zona urbana del municipio donde residen.
Las ventajas son evidentes, cuentan con pastos frescos, factor influyente  en la calidad de nuestra leche, que además es producida  bajo el trato respetuoso y amoroso que las familias campesinas dan a sus vacas. Familias que, la mayoría de las veces, dependen de la venta de su leche para cubrir gastos de supervivencia, educación de sus hijos y demás gastos hogareños. >> Regresar